La manada de Nequi Galotti

La manada de Nequi Galotti 

Se confiesa perrera de toda la vida. Hoy convive con sus cuatro mascotas que conforman una manada llena de amor, compañerismo y, por supuesto, liderazgo. “Todos quieren ser los jefes”, asegura la conductora.

 

Por Paula Labonia.

Fotografía Caro Herrera

 

¿Cómo llegaron los cuatro a tu vida?

Roma es una perra con una historia muy linda. Llegó hace diez años cuando Bartolomé (N de R: Bartolomé Mitre, su marido, quien falleció el año pasado) estaba esperando un trasplante. Se la regalamos a nuestro hijo Santos que era chiquito y queríamos que lo acompañara en ese momento tan difícil. Me emociona Roma porque fue una perra muy pensada. Y la llegada de India también va a ser inolvidable. Unas semanas antes de morir, Bartolomé fue con Santos a buscarla. Estaba tan contento que la tenía en el cuarto casi todo el tiempo. Dic, un galgo rescatado, era de mi hermano Marcelo que falleció y Rita, también rescatada, de mi hijo Miguel, que se fue a vivir a Bélgica.

 

¿Cómo se llevan entre ellos?

Ahora se llevan bien. Eso sí, siempre están compitiendo por ser los líderes. ¡Todos quieren ser los jefes!

 

¿Y gana alguno la jefatura?

La jefa jefa es Roma, la mayor. Aunque India, que es la más chica, siempre consigue ser la primera en todo. “Yo pri, yo pri” (risas). Dick es el que marca la hora de comer. Y Rita es la única que sube a dormir conmigo o con mi hijo porque los demás le tienen miedo a la escalera.

 

Al parecer tienen personalidades bien marcadas…

Sí. Roma es muy guardiana e incondicional. Rita es muy viva. Con las dos patas abre las puertas. India es súper inteligente y Dick, ahora ya no, pero al principio era súper tímido.

 

¿Le costó adaptarse al nuevo hogar?

Durante el primer tiempo estuvo triste, ahora ya no. A veces lo miro y me pregunto si seguirá esperando a que vuelva Marcelo, porque de un día para el otro no lo vio más. En el caso de Rita, ella ya se venía quedando en casa. Cada vez que mi hijo viajaba nos la dejaba a nosotros. Por suerte a ambos los veo felices.

 

¿Quiénes les eligieron los nombres?

A Roma se lo puso Santos por otra perra que se llamaba así. Rita es por perrita. Mi hijo Miguel la rescató de las vías del tren. Cuando la vio, para que se acercara le decía: “perrita, perrita”. A India le pusimos el nombre entre Santos, Bartolomé y yo. Y Dick se llama así por un perro que tenía mi tía cuando con mis hermanos éramos chicos.

 

¿Tuviste perros durante tu infancia?

Sí, una perra callejera que se llamaba Blackie. Nos la trajo mi papá como regalo de Reyes. La amaba. Yo soy re perrera. Los adoro.

 

¿Qué es lo que más te gusta de tener perros?

Los perros me conectan con la naturaleza. Sobre todo el año pasado que no trabajé por la pandemia y estuve encerrada en mi casa. Me tiraba todo el tiempo con ellos a jugar en el pasto.

 

¿Qué más hacés con ellos?

Me gusta sacarlos a pasear. Me encantaría llevarlos a una playa desierta para que corran libremente. Cuando los llevo al campo disfrutan un montón.

 

¿Cómo se organizan con la comida y la hora de dormir?

Cada uno sabe dónde está su plato y se sienta al lado para que le sirvamos. Todos aprendieron de Roma. Lo mismo para recibir un premio. Ya conocen el orden. Para dormir cada uno tiene su camita. Duermen en la cocina. Excepto Rita que, como dije, es la única que deambula por toda la casa. Y cuando los subo a los cuatro, India corre a mi cama, se pone tipo reina y no deja subir a ninguno más. ¡Esto es un cocoliche!

 

 

Cuenta de Instagram: @nequigalotti

 

 

Últimas Entrevistas

Ezequiel Campa & Roma

Floxie una travel blogger dog friendly

Soledad Larghi & Piscu

Nana In Seúl, Lola y Asia

Sin Comentarios