TOTO KIRZNER

[easy-share counters=1 counter_pos="insidename"]

La manada de Tomás Kirzner 

El actor, que comparte la crianza de sus perras con Araceli González y Fabián Mazzei, cuenta qué le gusta hacer con ellas cuando las lleva a su casa o las va a visitar los domingos. “Participan en todo”, asegura. 

Por Paula Labonia

Fotos: Caro Herrera

-Las cinco integrantes de tu manada son hembras, ¿es por algo en especial?

-Creo que porque de alguna manera siempre nos gustó tener cachorritos o si ya teníamos una hembra, no íbamos a traer un macho…. no lo sé… no es casualidad.

-¿Cómo llegaron a tu vida?

-Simona llegó porque queríamos un Boyero de Berna. Es un osito amoroso. La adoro. A todas las amo. Ella tiene 6 o 7 años. La segunda fue Olivia, rescatada de la calle en Lanús cuando estábamos con mi vieja filmando una película suya. La tercera se llama Emma. Vino porque una señora que es de las pocas personas en Buenos Aires que tiene un Bedlington Terrier, le regaló una hembra a mi vieja. Emma es un personaje. Un día se escapó y tuvo nueve crías y nos quedamos con dos: Lala y Rose. Es muy gracioso verlas jugar madre e hijas. 

-¿Cómo te organizás vos solo con todas?

-Las cinco viven con mi vieja y Fabián. Ahí están felices, tienen espacio, tienen verde. Yo todos los domingos voy para allá y a veces me traigo alguna a casa.

-¿Qué les gusta hacer juntos?

-A mis perras las incluyo como una compañía incondicional. Hay veces que Olivia, cuando se queda más tiempo en mi departamento, me acompaña al laburo, a hacer las compras o a la casa de un amigo. A la noche duerme en mi cama o en la suya que está al lado. También con todas miramos juntos alguna película en el sillón. En nuestra familia los perros participan en todo. 

-Pasaste por varias experiencias: perra de raza, rescatada, regalada y crías… ¿sentís alguna diferencia con la llegada de cada una?

-Bueno, el rescatar a una mascota es muy diferente. Es un animal que está totalmente vulnerable y hasta quizás herido. Todas las experiencias las viví con todo el amor del mundo. Es verdad que es mucho más especial rescatar…. ese momento en que lo mirás a los ojos y te lo llevás. Por supuesto que viviría la experiencia de adoptar otro perro.

-¿Tu familia es perrera?

-Mi vieja siempre lo fue. Ella en su juventud tuvo una guardería sobre la calle de su casa. Fabián también ha adoptado perros. Mi papá no es perrero. No le molestan pero no elige tener. Y a mí me gustan muchos animales. Cuando nací ya había dos perros en la casa. Tuve gatos también.

-¿Cómo es crecer con mascotas desde chico?

-Yo no tengo memoria sin perros. Todos fueron parte de la familia, en todo sentido. La comodidad de la casa en base a ellos y no de nosotros. La compañía es lo mas lindo que tienen. Eso te enamora. Su lealtad. Tienen un rol primordial. 

-¿Sos vegetariano o vegano?

-De a poco me estoy desviando hacia el veganismo. Es complicado porque me crié en una casa donde toda mi familia es carnívora. Entonces la carne –que ahora como muy poco– me costó dejarla. Y hoy en día lo que más me cuesta son los pescados y los mariscos. 

-¿Cómo te relacionás con el cuidado del medio ambiente?

-Bueno, el cambio de alimentación te adentra de alguna manera a otro tipo de cambios. Por ejemplo, armar un compost. Y de a poco vamos ayudando todos desde nuestro lugar. De mi lado, a separar lo que sería reciclable. Y no es el mismo mundo que hace veinte años. Hoy hay muchísimas más opciones eco friendly o más saludables.

-¿Cuáles son tus próximos proyectos?

-Vengo de grabar una película que se terminó en Jerusalén y estoy por filmar una miniserie por TV Pública que se llama “220”. También probablemente haga teatro el año que viene pero aún no está confirmado. 

Cuenta de Ig: @tomaskirzner

 

[easy-share counters=1 counter_pos="insidename"]

Últimas Entrevistas

Angela Blones & Frida

La manada de Sofia Dominguez

Negra Torres y Mía

Francis Andreu

Sin Comentarios