La manada de Sofia Dominguez

[easy-share counters=1 counter_pos="insidename"]

Los perros siempre estuvieron presentes en la vida de Sofía Domínguez, CEO y fundadora de Rotunda. Desde la decoración de su casa apta para tres cuadrúpedos, hasta la dinámica familiar que incluye a su hijo Akiva, Rio, Osa y China. Las reuniones, los eventos sociales o las persona que trabajan en casa deben amar a los perros. “Compartir la vida con ellos hace que sea más linda, más simple, más auténtica, más conectada y más empática.” confiesa Sofia. 

¿Cuál es tu primer recuerdo de un perro?

Hace 30 años, atravesando el país con mi familia, desde mi casa en Bella Unión a Montevideo, para ir a buscar a nuestra primera perra. Una cachorra de setter irlandés. Con mi hermana llevábamos una canastita para ponerla porque nos iban a dar una “bebita de tres meses”, cuando llegamos resultó que Flopy era 5 veces el tamaño de la canastita jaja. Frustración total, pero nos robó el corazón.

¿En qué momento de tu vida van apareciendo cada uno de ellos?

Nuestra primer perrhija rescatada fue Juana, que murió joven. La dejaron tirada en la puerta de nuestras oficinas, en un momento muy especial para mi, duelaba mi divorcio y mi cabeza era un bucle. Mis amaneceres con Juana (y a los meses se sumó Rio) me bajaron a tierra, me ayudaron tanto, todos ellos me enseñaron y me ayudan a habitar el presente. También a nivel pareja, siento que nos ayudaron un montón, hacernos cargo de 3 vidas antes de ser oficialmente papás nos entrenó en muchos aspectos y nos hizo funcionar como familia.

Rio me siguió en un campo en Colonia, y nunca más nos separamos, estaba hecho pelota, pasó de pesar 15kg a 40kg es mi eterno guardián, mi sombra literal.

A Osa la vimos en redes, habían tirado en un baldío a 9 hembras y a ella nadie la quería (por poco bella jaja lo mas alejado al cochorro cute que nos imaginamos) y bueno queríamos una hermana para Rio ya que la partida de Juana nos tenia mal a todos y Osa llegó para hacerse inseparables.

La China llegó increíblemente un 22 de octubre de 2021, mi sobrina la encontró en un campo de deportes, mordida y con varias nanas, nosotros estábamos en la dura búsqueda de un bebé, entró a casa transitoriamente y nos conquistó a todos, me acuerdo de abrazarla y ponerme a llorar, el 22 de octubre de 2022, exactamente un año después, nació nuestro hijo Akiva.

¿Cómo modificó tu casa, costumbres y prioridades?

En todo, desde la decoración de la casa apta para tres cuadrúpedos hasta la dinámica familiar. Desde las reuniones en casa, los eventos sociales o las persona que trabajan en casa (deben amar a los perros) Hasta antes de ser mamá mis mañanas con ellos siempre fueron sagradas, mis caminatas por la playa, o por un campito vecino, las ganas de estar en la naturaleza y hacerlos correr me sacaban del sedentarismo obligada. Ir a cafés que acepten perros, valorar cada lugar pet friendly, ahora con Aki más grande estoy tratando de volver a tenerlas, nos hace bien a todos. Al ser manada los programas se limitan mas pero los fines de semana hacemos paseos los 6 en auto.

¿Cómo son las personalidades de Rio, Osa y China?

Rio es mi fiel guardián, es el que mas sufrió maltratos por lo que es
mas ansioso y desconfiado con extraños. Osa es la mas tranquila e independiente y sorprendentemente con la llegada del bebé es la más sensible y protectora con Aki. Lo re cuida y es más consciente de su fragilidad. China es la eterna niña, siempre feliz buscando amor y moviendo la cola.

¿Alguno es el más pegado a ti?

Sin dudas soy el alfa de la manada, pero Rio por lejos es el más apegado a mi, creo que en parte porque es el más consciente de donde viene. Por el embarazo los tuvimos que sacar del cuarto y el sigue durmiendo pegado a la puerta hasta hoy. Osa es mas apegada a Kevin, mi marido y China ama a todos por igual.

¿Cómo ayudás desde tu lugar a promover la adopción?

Contactar con todo este mundo de abandono y maltrato animal me cambió para siempre y nunca más pude ser indiferente al dolor, incluso intentamos ser veganos dos años (por ahora no lo logramos del todo).Hoy apoyamos a varios refugios desde el anonimato, uso mis redes para promover la adopción siempre que puedo, sabiendo que a mis seguidores les gusta ver moda y no perros que sufren,  pero es parte de lo que soy. Hemos sido transitorio y le hemos conseguido hogar a unos cuantos y hoy ayudo a mi hermana que es una gran rescatista y un corazón gigante. No es fácil, es estar en contacto con la crueldad humana 24/7 y como buena pisciana que soy me mimetizo con ese dolor al punto que me he enfermado. Hoy trato de militar por la adopción sin perder la cordura y poniendo mis limites porque terminas siendo él depósito de perritos para los que se “conmueven”  pero no lo suficiente como para hacer algo.

¿Cómo los malcrías?

Tienen su sillon en el living, sus mantas en invierno, sus premios “importados” cuando viajamos (porque aca no los venden). Nuestras siestas en la cama grande y los huesos rellenos con cosas ricas cuando se quedan solos. Y sobre todo ahora que no les puedo dedicar tanto tiempo tienen sus paseos a guarderias de campo para poder jugar y correr.

¿Qué proyectos tenés para este 2024?
Volver a equilibrar mi vida jajaja. Me ha costado mucho volver a acomodarme después de la maternidad. Así que este 2024 espero ordenarme mejor para integrar todas las Sofias y poder disfrutar tanto lo personal como lo laboral. Siempre andamos con proyectos nuevos pero no me gusta anticiparme mucho porque se me dispara la ansiedad así que tiempo al tiempo. A nivel mascotas amaría tener un gatito en casa, pero bueno, algo a conversar con la manada.

¿Por qué compartir la vida con ellos?
Porque es más linda, más simple, más auténtica, más conectada, más empática.
En el mundo en que nos movemos donde todos nos montamos un personaje para salir a la vida, para mostrarnos en las redes, para ser aceptados, los perros te sacan de todo ese show, Te hacen dejar la caretas y disfrutar de lo más simple y lo más sagrado, el amor incondicional y los pequeños grandes placeres como una siesta al sol, un abrazo largo o verlos correr chochos de la vida.
Y ahi te das cuenta que verlos felices te llena el corazón, que lo que vos les das no es nada comparado con lo que ellos te devuelven.

[easy-share counters=1 counter_pos="insidename"]

Últimas Entrevistas

Angela Blones & Frida

Negra Torres y Mía

Francis Andreu

Eial Moldavsky y Peres

Sin Comentarios