Martina Soto Pose

La historia de Kat y Martina Soto Pose es muy emocionante. Cuenta la periodista que su gata negra llamada Preta se escapó. Salieron con su novio a buscarla varias noches. El creyó haberla encontrado y trajo a su casa a una gata negra, pensando que era la de Martina. Para corroborar luego que era otra gatita sin hogar. Preta nunca apareció y Kat fue felizmente adoptada.

 

“A veces, cuando conseguimos dejar de lado la tristeza por la desaparición de Preta, bromeamos con la posibilidad de que Kat sea su reencarnación.”

“Kat tiene una energía muy intensa, cuando está presente, se hace notar. Le gusta que le presten atención y anda de acá para allá. Hasta que se le agota la batería y se tira a dormir profundamente por horas y horas. Le gusta mucho la cama. Y yo soy igual.”

“Cada vez que hacemos la cama, le encanta meterse adentro, jugar entre las sábanas y evitar por todos los medios que quede tendida.”

cuenta ig @martinasotopose

Últimas Cat Lovers

Emilse Pizarro

Daniela López

Bimbo Godoy

Tamara Tenembaum

Sin Comentarios

Leave a Reply