Edición Especial: Cuarentena con perros

CUARENTENA CON PERROS

De repente el mundo cambió y nos vimos obligados a quedarnos en nuestras casas, a la espera de una cura contra el coronavirus. Y ahí estaban ellos como siempre, mirándonos. Perros y gatos comenzaron a convivir con con nosotros los humanos, de una forma diferente a la que antes conocíamos. Fueron sostén emocional y protagonistas de la cuarentena obligatoria.

FOTOGRAFIA: CHAPIDAY

“Vuelvo en un rato”, o “Cuida la casa”, eran frases típicas que solíamos decirles a los perros, con un poco de culpa por dejarlos solos en casa por varias horas.Pero un dia de marzo de 2020, Argentina entera tuvo que quedarse en casa,. Había que prepararse para lo peor. Los sistemas de salud de países como Italia o España habían colapsado. La clave para frenar los contagios era cumplir una cuarentena obligatoria. Así fue como los perros y gatos empezaron una convivencia con los humanos totalmente nueva. Ahora nosotros tenemos angustia, insomnio, ansiedad y mucha más tiempo para dedicárselo a ellos.

 

Liz Solari y sus dos perros rescatadas, Ita y Frida pasan la cuarentena en la ciudad de Buenos Aires y estas semanas hubo cambios en sus personalidades. “Ita y Frida al estar mucho más tiempo en casa, y no están teniendo sus paseos que las ayudaban a gastar mucha energía. Ita sobre todo está juguetona, aprendió dos cosas; una es que busca sus juguetes en la canasta y me los trae como diciendo “dale ahora a jugar”. Está mucho más interactiva y también con su hermana Frida. La otra cosa que veo que cambió, es que se instala en el balcón y no para de ladrar cuando algún vecino sale. Pasa mucho tiempo ahí, observando. Después sigue gruñona como siempre. Lo bueno es que estoy mucho con ellas y lo malo es la falta de contacto con la naturaleza. Extrañamos mucho eso.”

 

En el caso de la cantante y activista vegana Coni Isla, que convive con Timoteo siente que su vida no se modificó.“La realidad es que a Timo no le cambió mucho su mundo en cuarentena, el es súper dependiente, ni siquiera sale mucho a caminar, tengo que llevarlo upa hasta la esquina contraria para que camine un poco, no le gusta nada! Prefiere estar en casa. Lo que si recomiendo un poco más de atención que la habitual, más juegos, mimos. Creo que ellos ya se dieron cuenta que estamos viviendo una situación particular, por eso creo que se merecen extra atención.”


Todo lo contrario es lo que le pasa a German Belis, el salteño detrás de la cuenta el @elpibedelosperros que convive con la negra Cata y el galgo Rayo. En plena cuarentena rescató al Negro y lo tiene en tránsito hasta que pueda conseguirle un hogar. “En mi caso, me pegó mal al principio ante la incertidumbre, me generó ansiedad sobre cómo volveríamos a la normalidad y que nos depararía el futuro frente a la economía paralizada tanto tiempo. Ahora si bien tengo más claro el panorama y enfrento nuevas oportunidades, estoy bastante agobiado por el encierro y extrañando muchos a mis amigos y familia. En cuanto a la manada, se nota el recorte de paseos y falta de parque. Intento compensarlo jugando mucho con lo que tenemos en casa o simplemente haciendo ‘bed-office’ todos juntos. Incluso sumamos un cuarto miembro transitoriamente (¿o permanente? ¿quién sabe?): El Negro. Lo encontramos en la esquina después de verlo por el barrio un día antes. Sin dudarlo mucho lo rescaté y ya le hicimos todos los controles. Tiene 9 años y muchos de ellos en la calle, por lo que aprovecho este contexto para devolverle el amor que no tuvo y darle una vejez digna, como corresponde.

Tini Stoessel está pasando la cuarentena con sus perros, Olga, Pancho, Mía y Rosita, hija de la pinscher. «En estos meses intento aprender a cocinar, algo que nunca hago por que no tengo tiempo para dedicárselo a la cocina. Noté que sobre todo una de mis cachorras se me pegó mucho, cosa que no me pasaba con mis perros por no estar en casa. Así que estoy muy contenta de poder disfrutarlas y que ellas me conozcan aún más»

¿Hay algo positivo para destacar de todo esto?

¡Por supuesto! A nivel general, creo que nos despertó a todos. Se vienen muchos cambios y vamos a tener que adaptarnos a este nuevo paradigma. Ojalá sirva para que de una vez por todas respetemos el medio en el que vivimos y prioricemos una sociedad más justa y equitativa .A nivel más personal, me ayudó a conocerme más, conectarme conmigo mismo y a ser más consciente del valor de nuestros afectos.

Cocinar en el confinamiento fue una de las actividades principales No comparte su verdadero nombre para preservar su verdadera identidad- superó el  millón de seguidores en su cuenta de Instagram y reúne 1,66 millones en YouTube. La socióloga devenida en estrella de la cocina, se ganó la simpatía de tantos seguidores gracias a su frescura, carisma y la forma simple para enseñar a cocinar. Como no preguntarle a @paulinacocina como pasa la cuarentena junto a su gata adoptada a la que llamó Milanesa. “La verdad es que Milanesa hace muy poco que llegó a casa, uno o 2 meses antes de la cuarentena. A su vez, yo trabajo en casa así que no creo que le haya cambiado mucho la vida esto. Mi vida siempre fue mucho estar en casa. Lo que aquí cambia es la incertidumbre y la situación angustiante, no tanto mi día a día, más allá del tema de no salir, obvio. Milanesa tiene 4 meses aproximadamente y es adoptadísima, estaba toda cachuza cuando la traje.”

Los que adoptaron en medio de la cuarentena lo anunciaron en sus redes sociales. Leo Sbargalia subió una selfie junto a su nuevo gato: “Nuevo integrante en la familia. Félix Telémaco Quarantine. Nos hacemos una hermosa y tierna compañía! También adoptaron entre otros Juana Viale y Fede Salles.

Una de la excepciones que el gobierno dio desde el primer día del aislamiento obligatorio, fue el de sacar a pasear a los perros. Y después de varias polémicas por como higienizarlos luego de cada paseo, empezaron las fake news sobre contagios de coronavirus entre gatos y perros. Pero lo mejor siempre, es preguntarle a los que saben. Marina Fernandez Ybarra, veterinaria que nos despeja muchas dudas.

 

Contagia el coronavirus a los perros y gatos? 

Es de suma importancia que tengamos claro que el COVID-19 es un virus que se lo conoce recientemente por lo que se lo sigue investigando y obteniendo resultados, por eso la información se va actualizando y es importante que siempre nos basemos en la información científica. Los estudios que se están realizando son para comprender mejor la susceptibilidad de diferentes especies animales a este nuevo coronavirus, evaluar la dinámica de la infección en especies animales susceptibles. Lo que se sabe hasta el momento, es que existen algunos pocos casos eventuales de gatos en todo el mundo, que presentaron síntomas respiratorios muy leves y transitorios cuando estuvieron en contacto con personas con diagnostico positivo para COVID-19, o fueron expuestos a una alta carga viral en un laboratorio. De todas maneras los casos de gatos continúan siendo investigados, en cuanto a los perros no hay evidencia que demuestre que se puedan infectar con COVID-19. Lo importante y a destacar es que la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Mundial de Salud Animal (OIE), la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA), así como otras instituciones de salud humana y animal señalan que actualmente NO hay evidencia científica de que perros y gatos sean una fuente de infección para los humanos, por lo que no tendrían un papel en la propagación de la misma.

Cómo los afecta a ellos convivir 24/7 con nosotros cuando antes eso no pasaba?

Es muy lógico que los afecte, dado que algo o más bien todo cambió en las últimas semanas, por eso es clave que actuemos de observadores y veamos cuáles son sus actitudes, respetemos sus espacios y momentos, mantenernos un poco al margen. Estarles encima todo el tiempo va a favorecer el híper apego y que se vean que se vean afectados no solo ahora, sino también luego, una vez que volvamos cada uno a su rutina. Tratemos de mantener el orden y horarios que teníamos para darles de comer, sacarlos a hacer sus necesidades y pongámonos horarios también para realizar diferentes actividades con ellos a lo largo de la semana que no solíamos hacer como por ejemplo: bañarlos, cepillarlos, sobre todo si tienen pelo largo, ver cómo están los oídos, dientes, e incluir también a diario alguna rutina que implique movimiento físico y mantener su mente activa. Algunos ejemplos muy buenos son los juegos de búsqueda y olfato de algún objeto o alimento y enseñarles ordenes básicas.

 

 

Últimas Notas de Tapa

Leo Sbaraglia & Félix

Fede Salles & Azul

Juana Viale & Tota

Iván de Pineda & Mervyn

Sin Comentarios