Tini de Bucourt & Simba

[easy-share counters=1 counter_pos="insidename"]

Los dos tienen una mirada increíble, tanto el labrador de 14 años, que vino desde India, como su dueña. Según Tini, Simba le enseña lo que es estar siempre, no reclamar, ni protestar, solo aceptar y ser incondicional.

FOTOGTRAFIA: Achi Pirovano

 

Cómo llega a tu vida Simba?

A Simba me lo regalan en India, tenía menos de un mes y dormía alrededor de mi cuello. Tan chico era que ni comer podía, mamadera!

 

Por qué elegiste ese nombre?

Lo bautizó una chiquita de la embajada argentina en India, estaba de moda el rey Leon, por eso ella quiso ponerle Simba.

 

Tiene muchos sobrenombres cariñosos o ridículos?

No, simplemente Simba.

 

Cómo es su rutina?

Ahora que es un señor mayor está muy bien y muy fiaca. Tiene 14 años. Lo llevo a caminar todas las mañanas, le encanta. Esto sucede tres veces por día. Come al mediodía y muy bien. Sabe perfectamente donde está su correa, su horario de comida y es muy apegado a mi.

 

En qué sentís que se parece a vos y en qué no?

Compartimos larguísimos contactos visuales, nos hablamos con la mirada, eso tenemos en común desde siempre. Tenemos paz en diferentes ritmos. Siempre le pregunto quien es porque me impresiona la conexión que tenemos.

 

Alguna vez tuviste un susto con él?

Si, dos veces,una en Punta del Este, delante de mi local, lo pisa una camioneta sobre su columna y queda paralítico toda la parte trasera por bastante tiempo. Lo llevaba todos los días al arroyo de Maldonado a nadar y hoy está fantástico, totalmente recuperado.

La otra vez fue cuando lo retiramos en Cargo, de regresar para siempre de India. Eso fue en Montevideo porque nos fuimos a vivir a Punta del Este. Normalmente cuando escucha mi voz, su cola es como un helicóptero, va a mil, cuando me entregan el canil y lo llamo apenas movía su cola y me asusté mucho. Fue un viaje muy traumático para el, muy largo, terrible. Casi no podía caminar cuando lo liberé. Tardó varios días hasta recuperar su normalidad.

 

Cómo es la personalidad de Simba?

Tranquila. Nunca fue un cachorro hiperquinético. Le fascina el agua, no puede evitar tirarse en cuanto ve una pileta, mar o río. En Punta del Este vivía en el mar, en nuestra pileta y así también en India.

 

Tuviste algún estilo especial para educarlo?

Fue muy fácil, siempre fue muy limpio y obedecía con rapidez.

A qué palabras responde?

Simba, comer, sit down y muertito. Se echa inmediatamente.

 

Tiene alguna obsesión?

Si, las pelotas!

 

Los cachorros son hiperquinéticos y muy juguetones, como es vivir con un perro mayor de edad?

Es plácido, cambió mucho. Siempre jugábamos a la pelota, mejor dicho a tirarle la pelota, le fascinaba agarrarla en el aire, un campeón! Ahora ya no, se cansa mucho, las caminatas son mucho más cortas y lentas, aún le encanta salir. Duerme muchísimo, es muy tranquilo.

 

Tiene debilidad por alguna comida humana?

SI, las frutas, los dulces que no le doy, carne, pastas y tantas cosas más!

 

Qué zonas de la casa tiene habilitadas y cuál es prohibidas?

Toda la casa permitida menos las camas. Duerme a los pies de mi cama, siempre!

Donde yo voy el va, es mi sombra.

 

Por qué es bueno compartir la vida con un perro?

Me enseñan la incondicionalidad, estar siempre, nunca reclama, no protesta, simplemente acepta, está feliz cuando llega. Es el mejor ejemplo del amor y se que el día que se vaya de esta vida es porque yo voy a estar preparada para una nueva etapa. Tengo claro que me protege en esta etapa muy importante de mi vida de vivir sola y encontrarme conmigo misma, el acompaña en silencio. Cuando parta yo entenderé! Y estaré con el y lo celebraré.

 

*Gracias Simba por tu amor incondicional, tu compañía diaria, aprendo tanto de vos. Unís mi amada India con mi querida Argentina. Me enseñás que lo más importante es querer , estemos donde estemos! .- Tini

 

Agradecimientos: Gratitude Av Libertador 3170, Punta chica

[easy-share counters=1 counter_pos="insidename"]

Últimas Entrevistas

Angela Blones & Frida

La manada de Sofia Dominguez

Negra Torres y Mía

Francis Andreu

Sin Comentarios