Nico Riedel

WELCOME TO THE JUNGLE sería el título más atinado. Nico convive con perros, gatos, cobayos, peces y hasta dragones y dice poder distinguir una personalidad particular en cada uno de sus animales.

Foto Justina Bulbarella

¿Cómo llegan a tu vida?
Primero llegó Catalina, una noche de lluvia, estaba sentada en la puerta de mi casa debajo de un techito. La hice entrar directamente, mi mamá justo llegaba de una reunión de Catequesis familiar y la echó a la calle. Me enfurecí, parecía un chiste, venía de rezar y dejaba a un pobre animal bajo la tormenta. Volvimos a abrir la puerta y seguía afuera sentada esperándonos. La amé desde el momento cero. Scooby apareció en las vías de un tren en el barrio de San Martín, es funebrero, jaja. A Emma la encontró una amiga en una caja de cartón en la puerta de su Universidad y como sabe que me encantan los animales me llamó por teléfono y junto con mi familia decidimos adoptarla. Por último (y hasta el momento) llegó Candy (con ese nombre puesto), era de parientes de mi mamá que ya no la podían tener y también asumimos el compromiso. A ella le falta un ojo, tuvo presión ocular y una tarde en el living de casa la vimos corriendo con un ojo colgando, parecía una película de terror. La llevamos de inmediato a la veterinaria y se lo sacaron, no quedó opción.

¿Cómo elegiste sus nombres?
Catalina llegó el día de su Santo, Santa Catalina. Scooby lo pusimos con mi hermano por “Scooby-Doo” que era un dibujo animado de un perro que veíamos cuando éramos chicos y siempre quisimos usarlo. Emma lo puso el marido de mi mamá, y Candy ya vino bautizada con ese nombre.

¿Tenés preferencia por alguno?
Los prefiero a los 4, en distintos momentos. Catalina es independiente, cuando quiere viene a darme bolilla y jugamos. Ama salir a pasear, el momento en el que le digo la palabra clave “Vamos” refiriéndome a la calle enloquece a ladridos. Con Scooby somos compañeros de batalla, nos la pasamos tironeando toallones de un lado para el otro, le encanta saltar, se escapa por la ventana, es tremendo mono. Con Emma compartimos siestas, es la más mimosa y torpe. Y con Candy compartimos la comida, es una gorda fanática de los almuerzos y las cenas. No ve mucho con su único ojo pero huele todo! La verdad es que tengo un momento para cada uno. Ahora estoy grabando la segunda temporada de Heidi en Nickelodeon y ando casi todo el día afuera de casa porque los Estudios quedan en Martinez, pero cuando vuelvo a la noche estoy con ellos y disfrutamos juntos hasta la hora de la cena. Durante el día están con mi familia.

¿Cómo es su personalidad?
Los cuatro son bastante parecidos y muy compañeros. Duermen en la cama, son como hermanos, mis hermanos de cuatro patas. Son muy astutos y cálidos, les encanta recibir invitados en casa, en especial cuando hay mesas familiares, se roban todo!

¿En qué se parecen a vos?
En que no se pierden una! Escuchan todo, ven todo, huelen todo.
Eso es algo que tengo yo y de lo que a veces reniego, sería más fácil no tener sentidos tan agudos o detallistas…Sufriría menos, jaja. Pero también me sirven para mi oficio de actor, es una gran herramienta. La observación. Justo en Nickelodeon estoy haciendo un personaje que se llama Boris, es un agente secreto y me la paso teniendo misiones, buscando pistas, hay algo de olfateo animal en el personaje….

¿Si fueran actores o actrices quiénes serían?
Podrían ser actores de un film de Pedro Almodóvar. Pintorescos, particulares, cargados de estampas y texturas, libres, autónomos. Es re loco pero mis perros tienen una identidad particular cada uno, diferentes personalidades. Son independientes.

¿En qué cosas te inspiran?
Me inspiran a ser más genuino. Admiro eso de mis animales, a volver a lo primario. Cuando quiero comer, como, cuando quiero dormir, duermo, cuando quiero jugar, juego. Me parece fantástica la naturaleza, es honesta e instintiva.

¿Por qué es mejor adoptar?
Porque es salvar una vida. Con mi familia anteriormente hemos comprado y ahora adoptamos. La mirada y el agradecimiento que siente un perro al tener una familia habiendo estado antes en situación de calle es única. Sienten una alegría que a mi me llena el corazón. Justo en la serie en la que estoy actuando grabamos con perros de “Refugio El Campito” y lo disfruto mucho, poder poner mi grano de arena en que la gente se entere sobre cómo adoptar y no comprar está bueno. El año pasado, en la primera temporada, lo hicimos con la fundación “Adoptá un Galgo”. Estoy comprometido con el tema. No cuesta nada difundir para que un montón de perritos puedan tener un hogar.

¿A qué le tienen miedo?
Catalina le tiene miedo a la lluvia, y Emma le tiene miedo a subir escaleras, lo está superando de a poco. Scooby es un sinvergüenza, creo que no le tiene miedo a nada.

¿Los llevás a todos lados?
No, la verdad es que no salen mucho. En casa tenemos tres patios y terraza, juegan por todos lados. Los saco a pasear los fines de semana.

¿Qué pensarán ellos de vos?
En principio deben pensar que estoy loco con mi pelo naraja (vale aclarar que es por el personaje que estoy haciendo ahora). Deben verme como una especie de hermano mayor… Saben qué caras hacer para comprarme, son tremendos. Deben sentir agradecimiento, que somos familia. Ellos me conocen tanto o más de lo que yo creo que conozco de ellos.

¿Porqué creés que son únicos?
Porque puedo distinguir una personalidad particular en cada uno, una naturaleza única. Generan conmigo un vínculo individual, honesto. Habitamos juntos un hogar. Los amo.

¿Qué se siente trabajar con animales?
Me encanta. Estoy grabando hace un año y medio con una perra que se llama Helena Perdiguero, es raza Golden, hace de mi jefa en la novela. Es una serie infantil, que sale en todo el mundo, una locura! Yo soy “Boris, el Agente 008” y ella “Helena, la Agente 001”. Tenemos muchas misiones secretas juntos, y estamos reportándonos constantemente a través de mi solapa. Me llevo bárbaro con ella, es hermosa. Verán la segunda temporada el año que viene en todo Latinoamérica, mientras tanto pueden ver la repetición de la primera en Nick.

¿Cómo te llevás con tus otros animales?
Genial, tengo un cobayo que se llama Richard y ama estar en la cama apretujado entre almohadones. Un dragón de agua que se llama Fabrizio con el que tomamos sol los domingos al mediodía en el patio de casa, y un pez naranja que se llama Citric, como el jugo, jaja. En mi Estudio de Entrenamiento Actoral “El Garage”, ubicado en Palermo, tengo una gata que se llama Reina, también es adoptada. La veo todos los días cuando voy a dar clases y se mete en escenas con los alumnos, es un personaje.

Destacados

La mirada y el agradecimiento que siente un perro al tener una familia habiendo estado antes en situación de calle es única.

Me inspiran a ser más genuino. Admiro eso de mis animales, a volver a lo primario. Cuando quiero comer, como, cuando quiero dormir, duermo, cuando quiero jugar, juego. Me parece fantástica la naturaleza, es honesta e instintiva.

Cuenta de IG: @nicoriedel

AGRADECIMIENTOS:
Timberland, Estudio Mole, Speranza Indumentaria, Roho Hair Boutique, L´Oreal Professionel, Estética Puerto Norte, Vestuarete, Retro Boutique, Surreal Marketing, Nickelodeon.

Últimas Entrevistas

Sara & Bitch Stewart Brown

Angie Landaburu & Alaia

Diego Weizs y Oso

Malena Villa y Lionel

Sin Comentarios