SOL DESPEINADA Y OJOTAS

[easy-share counters=1 counter_pos="insidename"]

La influencer y su compañera perruna comparten más que la vida bajo un mismo techo: “Hay algo en lo vincular. Es una convivencia absolutamente basada en el compañerismo, en la confianza, en el amor”, asegura la médica y sexóloga clínica.

Por Paula Labonia

Fotos: Sole Fernandez Arana

Post: Lucas Ferrari

 

¿Cuándo y cómo llegó Ojotas a tu vida?

Ojotas nació el 8 de diciembre de 2018 y la adopté a los 45 días. Yo tenía otra perrita que se llamaba Rata que había fallecido unos meses antes y publiqué algo en mis redes para despedirla. Agnes (Simón), me escribió por Instagram y me contó que su perra estaba embarazada y quería dar en adopción a los cachorros a personas con las que pudiera hacer un seguimiento y que supiera que iban a estar bien. La verdad que al principio lo pensé un poquito y después no me resistí. 

¿Por qué la llamaste Ojotas?

La verdad que no lo sé, pero desde hace muchos años, cuando fantaseaba con esos mandatos de familia ideal, decía que cuando fuera grande iba a tener dos perros: “Ojotas” y “Pantuflas”. Y cuando apareció ella, no lo dudé ni un segundo.

¿Cómo es ella? ¿En qué se parece a vos?

Tiene mucha energía, quiere jugar todo el tiempo. Y es muy cariñosa. Ojotas tiene un conflicto a tratar que es que siente constantemente la amenaza por otros perros. Entonces tiene algunas dificultades para relacionarse con su especie pero no así con los humanos. Le encanta ver gente. Se tira encima, quiere que le rasquen la panza, le tiren su juguetito… No sé en qué se parece a mí. Creo que le gusta sociabilizar y ser el centro de atención. En eso nos parecemos bastante. 

¿Dónde duerme?

Duerme en cualquier lado pero a la noche siempre conmigo. Sé que hay una grieta con esto. Yo toda la vida tuve perros y dormí con ellos. Estoy tan acostumbrada que si en alguna oportunidad viajo y no duermo con un perro, (ahora con Ojotas) siento que me falta algo. 

¿Por qué recomendarías convivir con un perro?

Ay, por tantas cosas. Desde ya por la compañía, pero más allá de eso, hay algo en lo vincular en lo que el perro te necesita a vos y vos a él. Yo he llorado un montón de veces en mi casa y el perro lo sabe, se da cuenta. Entiende tus emociones, empatiza. Muy pocas especies pueden lograrlo. Ojotas me ha lamido las lágrimas mil veces.

Si Ojotas hablara, ¿qué diría?

Si Ojotas hablara yo creo que estaría todo el día pidiendo comida, cosas ricas. No sé si diría algo en particular, no me la imagino hablando mucho la verdad, pero sí que se pondría un poco densa (risas).

¿Qué opinas de los perros influencer? 

En una primera instancia, no estaba muy convencida de que fuera algo muy divertido abrirles cuentas a los perros. Me parecía raro. Pero lo cierto es que estos tiempos están cambiando bastante y los perros están tomando otro rol en los nuevos tipos de familias. Yo no soy del grupo de personas que trata a su perra como hija. Ella es mi compañera, con quien convivo. En alguna oportunidad mi cuenta corría peligro por denuncias de los haters e Instagram no me dejaba abrir una de backup con mi nombre así que le puse el de Ojotas y empecé a subir fotos de ella. 

¿De qué podría llegar a ser activista Ojotas?

Yo creo que Ojotas sería activista de la actividad física. Podría ser un “gym bro”. Me la imagino como “full actividad física”.

¿Cuáles son tu próximos proyectos?

Estamos planificando iniciar un programa de streaming así que muy contenta con eso. Con muchas ganas y expectativa. 

Cuentas de Instagram:

@sol_despeinada

@ojotas.ojotas

 

[easy-share counters=1 counter_pos="insidename"]

Últimas Entrevistas

LUCHO MELLERA Y CASIMIRA

Chloé Bello, Petunia y Nelson

Valentina Salezzi & Mirtha

PULI D

Sin Comentarios