Evangelina Bomparola & Toto

El westie de la diseñadora tiene un carácter espectacular, dócil y a la vez es rebelde. Toto es el miembro más adorado de una familia que ya no puede pensar en ningún programa sin él.

¿Tenés recuerdos de una infancia con mascotas?

En la casa de mis padres tuvimos animales varios, Zamba era una ovejera alemán que me acompaño durante toda mi infancia. Pepa, una lorita verde que no quería a las mujeres en general, salvo a mi y varios gatos que entraban a mi casa por la terraza, se quedaban un tiempo y después desaparecían. Era como que “pasaban el invierno”.

En la casa de mis abuelos, donde pase el mayor tiempo de mi infancia, había una gata que se llamaba Mumi que era extraordinariamente mala con todos los chicos, menos conmigo.

De ahí que siempre digo que una casa no esta completa sin una mascota.

¿Cuál fue tu primer perro, cómo se llamaba y como era su personalidad?

Al poco tiempo de irme a vivir sola, tuve a Gala. Una Yorkshire espectacularmente inteligente, amorosa e inolvidable. Ella fue mi compañera durante 14 años. En ese periodo me case, arme mi empresa y tuve a mis dos hijos. Fue una perdida muy dolorosa, fue tal el vacío de Gala que tardamos 8 años en volver a tener un perro.

¿Cómo llega Toto a tu vida?

Mis hijos son “bicheros” declarados como nosotros. A donde vayamos, siempre se hacen de mascotas. Este verano, nos fuimos de vacaciones a la playa y en el jardín de la casa en la que estábamos había una familia de tortugas. Ellos se ocuparon de darles de comer y se informaron a cerca de todos los cuidados. Durante los días que estuvimos en esa casa, las tortugas eran el eje de sus vidas. Fue en ese viaje en el que decidimos buscar un perro. Cuando llegamos a Buenos Aires, sabíamos que queríamos un Westy. Buscamos criadero y en una semana, Toto con sus 3 meses, estaba entre nosotros.

¿Por qué se llama así, tiene alguna historia la elección del nombre?

Se llama Toto en honor al padrino de Esmeralda, Alberto “Toto” Aloi. El nos regalo a Toto y nos dio los mejores consejos.

¿Cómo la educaste, y en qué acertaste en su educación y en que fallaste?

Las primeras semanas fueron durísimas porque no podíamos sacarlo a la calle hasta completar sus vacunas. Por eso es que la casa era un campo minado, un verdadero chiquero. Lo acertado de esta etapa fue limpiar en el momento en que Toto ensuciaba y lavar con vinagre blanco los pisos para que no se hiciera el hábito de “la casa baño”. Después con mucha paciencia empezamos a sacarlo a la calle tres veces al día hasta que conseguimos un paseador de perros medianos y allí se ordeno todo. Los paseadores ayudan no solo a educar sino a que los perros sean perros y no un híbrido de perro/persona. Quiero decir que Toto es un perro que forma parte de nuestra familia, pero queremos que sea perro y que le guste estar con sus pares además de con nosotros.

¿Qué palabras reconoce y cual no logras que aprenda?

Es muy piola, el entiende todo. Lo que mas claro tiene es la palabra “Vamos”. Le encanta salir a caminar por la calle. Además le genera un estado de alerta en el que quiere saber si esta incluido en el plan o le toca quedarse en casa. Cada día incorpora cosas nuevas, por ejemplo, si quiere salir a la calle a hacer sus cosas, te muerde el pantalón y te lleva hacia donde esta la correa. También cuando quiere comer, te muerde la mano y te lleva al lugar en donde esta su agua y su comida.

¿Dónde duerme?

Toto duerme un día en cada cama. Tiene una mantita que trasladamos de cama en cama. Durante el día tiene su cucha en la cocina en un lugar que él eligió, desde donde puede controlar todos los movimientos de la casa.

¿Las veces que va al local de la Avenida Alvear, cómo lo reciben las clientas?

El entra moviendo la cola y yendo hacia cada persona que este en la tienda. Es curioso que solo les mueve la cola y los huele pero no se deja tocar por nadie, salvo por nosotros. No es un perro cariñoso con desconocidos, más bien suele ignorarlos y a veces ladrarles también.

¿Cómo es su personalidad?

Tiene apenas un año y es tan mimado que el día de su cumpleaños, Esmeralda le hizo una Torta con sus galletitas formando un número 1. Tuvimos la suerte de encontrar un perro con un carácter espectacular, es dócil y a la vez es rebelde. Todo en su punto justo. Nos divertimos mucho jugando con el tanto en casa como en la plaza. Es muy guardián y celoso de los desconocidos y no deja que toquen a ningunos de nosotros, esa es la parte en donde Toto pierde el control.

¿Tiene algún TOC?

No se si TOC o quizás sea muy cachorro aun para desarrollarlo. Se que tiene un tema con subir y bajar solo, le da miedo no sabe hacerlo. Se tira para atrás y ladra para que lo ayudemos. No le podemos enseñar a subir o bajar de una cama o de un sofá y menos a un del auto.

Viajar en auto muchas veces lo estresa, salvo que vaya sentado con su mantita en el asiento del copiloto.

¿En qué se parecen ustedes, o q quien de la familia se parece?

Hay algo muy espectacular y es que Toto se comporta de acuerdo a con quien de nosotros esta. Con Juan, se dispone a mimos interminables, se hecha panza arriba y se entrega. Con Beltrán y los amigos es un adolescente que mira Tele con los amigos, se sienta en el piso bien alineado en torno de la play station y mira muy atentamente. Con Esmeralda se entrega a sesiones de fotografía y video interminables y siempre que puede le roba algún juguete y se lo lleva a su cucha. Conmigo es compañero, se hecha y duerme pegado a mi. Cuando nos quedamos solos me busca a donde este y se para en el umbral de a puerta con las orejas paradas hasta que lo llevo a mi cuarto y lo acuesto en mi cama. Nuestro mejor programa compartido es dormir la siesta.

También le gusta mucho venir a la Tienda. A veces lo traen los chicos y después de cerrar nos vamos todos a casa.

¿Es malcriado? Tiene accesos a lugares que para otros perros estarían prohibidos?

Toto no tiene nada “prohibido” Le enseñamos muy bien a convivir en un departamento y el sabe los limites que esto tiene. Puede andar por toda la casa, no hay puertas cerradas para él. Solo lo sacamos de la cocina a la hora de cocinar porque los olores lo vuelven loco y lamentablemente no puede comer todo lo que el quisiera. Aunque siempre termina ligando algún pedacito de carne o de pollo, sus preferidos.

¿Qué crees que piense tu perro de vos?

Siempre pensé que los perros son como los bebes, nos reconocen por sensaciones, olores, sabores. Quisiera que Toto me reconozca en su bienestar de perrito miembro adorado de una familia que ya no puede pensar en ningún programa sin el. Lo amamos!

>> INSTAGRAM @EBOMPAROLA

Sobre Evangelina

La última colección primavera/verano2015, de la diseñadora se llama “Ruptura” y está sellada por la vanguardia y el minimalismo, de líneas depuradas y etéreas. Esta colección tiene cortes perfectos y colores fuertes. Su tienda es un clásico del circuito de la Avenida Alvear.

Últimas Entrevistas

Jane Goodall

Los Lopez Dietrich

Alfio & Sylvita Pereyra Iraola

Candela Molfese & Almendra

Sin Comentarios