Barbara Ruffini

La creadora de la marca de moda lenta y sustentable, Siesta, encuentra inspiración en la naturaleza y en la exploración del mundo. Desde Mendoza y acompañada por Pagoda, Bigote y Kristoffin un zorro patagónico, promueve la adopción y cree que de esta forma se puede ayudar a restablecer un equilibrio desequilibrado.

 

 

Cuál es el primer recuerdo de un animal en tu vida?

Desde siempre tuvimos gatos, perros, hasta una chiva cuando era chica, pero mi primer compañero de la vida fue y es Pagoda, un salchicha arlequín que hoy tiene 8 años y amo profundamente.

 

Cómo y hace cuánto llega Bigote a tu vida?

Bigote es Uruguayo. Hace 6 años mas o menos yo iba y venía bastante a Uruguay. En una de esas idas, me busca una amiga por el aeropuerto y cuando me subo a su auto tenía una perrita divina. Obvio morí de amor, como me pasa cada vez que veo un cachorro de lo que sea, resulta que la acaba de buscar por lo de un chico que los había encontrado a ella y a otros cachorros y no podía quedárselos entonces los estaba regalando. Me cuenta que eran un montón de cachorros, todos distintos… pobre madre. En fin, le escribo al chico para preguntarle si le quedaba algún cachorro y me dice que si, que uno solo. Yo en ese momento tenía dos perros, viviendo en un departamento y viajando bastante era un poco mucho sumar uno más, pero bueno quedo con el chico que yo me estaba volviendo a Bs As y que volvía en unas semanas, si cuando volvía seguía teniendo al cachorro lo buscaba y me lo quedaba.

Efectivamente dos semanas después volví a Uruguay, esta vez con mi auto, llame al chico y seguía teniendo al enano. Fiel a mi palabra, fui a verlo, fue amor a primera vista! Me acuerdo que no pude entender como nadie se lo había llevado. Hasta que si, el churro y yo teníamos que estar juntos.

Me fui con el directo a la playa, me siguió hasta el mar y aunque era re cachorro se metió atrás mío y ese fue como el bautismo del amor jaja Nunca más nos separamos.

 

Cómo elegiste su nombre?

Porque tiene una especie de chivita desde que es cachorro que me pareció espectacular, una barba/bigote, de ahí le quedó Bigote

 

Recomendás adoptar, porqué?

Sin duda. Amo a los animales y creo que por negligencia humana hay miles en situaciones horribles. Creo que adoptando podemos ayudar a restablecer un equilibrio desequilibrado, además todos los perros adoptados que conozco son todo lo que está bien.

 

En qué cosas te inspira Bigote?

Uff, muchísimas, es uno de los seres más alegres que conozco, es cariñoso pero independiente, es fiel, mega mimoso, híper compañero, bueno y tierno entre algunas cosas.

 

Si fuera un artista quién sería y porqué?

Qué difícil! Sería un fotógrafo, podría ser Sebastián Salgado.

 

Cómo es la vida en Mendoza?

Vivir en Mendoza para nosotros es vivir en la naturaleza, es salir caminando de casa y hacer caminatas eternas por la cordillera sin cruzarte con una sola persona, es ver cóndores, zorros y todo tipo de animales en estado natural y salvaje.

 

A Bigote qué le gusta más, vivir en Buenos Aires o en el sur?

Sin duda Bigote ama la libertad y la naturaleza. Es feliz acá, también ama el mar y la playa, creo que adonde vayamos juntos rodeados de naturaleza él es más feliz.

 

Cómo llegó el zorrito a tu vida?

Lo encontró Bigotín. Estábamos caminando, como hacemos todos los días, mediados de diciembre del año pasado. De repente dejo de verlo a Bigote por un rato, lo llamo y aparece corriendo todo contento con algo en la boca, se acerca, cuando está al lado mío veo que tenia un zorrito bebé. Honestamente pensé que lo había matado. Le grito que lo suelte, lo apoya en el piso y el zorrito no se movía. Lo agarro y de verdad pensé que estaba muerto. Lo miro de cerca y abre un ojo, después el otro y me miraba intensamente. Salimos corriendo para encontrarnos con el veterinario durante el camino el zorrito se fue despertando y reaccionando. Cuando me encuentro con el veterinario lo trata de agarrar y Krisotffi lo quiere morder, era un bichito ínfimo con mucho carácter. Por algún motivo dejaba que yo lo agarrara como si nos conociéramos. Le hago las pruebas que me dice el vet y estaba perfecto!

Ahí empezó toda una odisea, en versión resumida, con la ayuda de especialistas en el tema lo criamos a Kristoffi hasta que fue lo suficientemente grande para reinsertarlo en la naturaleza. Hoy vive suelto, está sano y feliz y cada algún día pasa a saludarme y mostrarme que está bien, o bueno, eso siento yo.

 

Entre ellos cómo se llevan?

Muy bien, Kristoffi lo ama a Bigote, jugaban un montón cuando era más chiquito. Bigote es buenísimo y jugaban a correrse, hasta que quedaban agotados, durmiendo uno al lado del otro. En mi cabeza le estaba enseñando a escaparse de otros predadores, los animales son sabios, no tengo duda de eso.

Últimas Entrevistas

Muni Seligmann & Coco

Jane Goodall

Los Lopez Dietrich

Alfio & Sylvita Pereyra Iraola

Sin Comentarios