Nora Lezano y Blanqui

La fotógrafa protagoniza una producción increíble junto a su mejor amiga, a quien encontró en la calle hace casi diez años. Además, cuenta cómo es su vida juntas y en qué consiste su colaboración con un refugio que rescata perros.

 

Por Paula Labonia

Fotografías: Martina Zamudio

-¿Cuándo y cómo llegó Blanqui a tu vida?

-Con Blanqui nos cruzamos la noche del 24 de noviembre de 2012. Yo estaba fotografiando a unos amigos justo en la esquina de Cochabamba y Chacabuco, en San Telmo, y ella pasó con un cartonero. Siempre que tengo la cámara conmigo y veo un perro lo fotografío así que le hice dos fotos. En la segunda aparece mirándome. El cartonero siguió su camino y ella se quedó con nosotros.

 

-¿Venías con ganas de tener un perro?

-Desde que me fui a vivir sola tenía ganas de compartir mis días con un perro (adoptado o rescatado) pero nunca concretaba porque creía que eso iba a quitarme libertad. Así que siempre voy a estar agradecida a Blanqui porque me mostró qué falsa idea tenía yo de la libertad y qué poca del amor.Ella fue quien me rescató a mí.

 

-¿Vos le pusiste el nombre? 

-No. Una serie de cosas hicieron que esa noche yo no pudiera llevármela así que quedó en casa de unos amigxs por unos días y ellxs la llamaron así.  A veces la miro y me pregunto qué nombre le hubiese puesto yo… Y depués de barajar mil opciones creo que Blanqui es el mejor.

 

-¿Cómo es Blanqui?

-Es ansiosa y muy inteligente pero también muy respetuosa. Siempre está atenta a mí, es muy muy agradecida, fiel y sobre todo es una gran compañera. También es golosa (siempre espera un premio) y muy celosa de Chicha, el tortugo con el que vivimos. Siempre está atenta a mí, es muy muy agradecida, fiel y sobre todo es una gran compañera.

 

-¿En qué se parece a vos?

-Blanqui es la perra más sociable que conozco. ¡Creo que ahí es donde más nos parecemos! Le encanta estar con gente, aunque no con otros perros. ¡Es super territorial!

 

-¿Qué cosas le gustan y cuáles no tanto?

-Le gusta andar en auto, ama el mar pero no las piletas. Se embola cuando le sacan fotos… aunque en el fondo ¡creo que le fascina!

 

-¿Son de salir a pasear juntas?

-¡Sí, a caminar! Hacemos largos paseos, vamos al río, corremos las dos agarradas a una rama larga… el momento del caminar es sagrado. La mayoría de las veces trato de no llevar celular. Me gusta cómo conectamos juntas ahí, en el andar sin rumbo. Ahora que Blanqui está más viejita las caminatas se redujeron un montón.

 

-Si fuera un músico de rock nacional, ¿quién sería y por qué?

-¡Charly (García)! Por la inteligencia, la sensibilidad y la rebeldía.

 

-¿Tiene amigos famosos? La vimos con algunos en las redes…

Tiene gente que la quiere. Muchísima. Muchísima. ¡Y los famosos piden fotos con ella! (risas) De hecho salió en el disco “Imposible” de Liliana Herrero y en la revista Brando con Andy Kusnetzoff, que ni bien la vio dijo: “Somos blancos los dos, quiero una foto con ella”.

 

-¿Siempre te gustaron los perros?

-Siempre. Los amo. Aprendí a caminar agarrada al lomo de un perro que tenían en casa de mi abuela paterna. Cuando vivía con mis padres tuvimos dos pequineses, Mac y Tommy Lee. Soy perro en el Horóscopo Chino y a cada persona que he fotografiado a lo largo de toda mi carrera le pedí que me dibujara uno. Es una colección personal que en algún momento voy a compartir.

 

-¿Cómo y cuándo comenzaste a colaborar con refugios?

-Desde el año 2015 hago las fotografías del calendario que produce la Fundación Viva la Vida por el Bienestar Animal, con el objetivo de recaudar fondos para ayudar a los perros sin hogar con riesgo de vida. Una amiga en común me presentó a la dueña del refugio y ahí no sólo se gestó una gran amistad sino también el colaborar haciendo lo que más me gusta con quienes más disfruto.

 

 

Su cuenta de Instagram: @noralezano

Últimas Entrevistas

Pachu Peña y Maddie

Nacho Elizalde y Tranca

Damián Kuc y Minerva

La manada de Nicole

Sin Comentarios