FABIÁN MEDINA FLORES & HANNIBAL

Para Fabián, lo que comenzó siendo un juego entre amigos terminó convirtiéndose en un pequeño Lebrel Italiano, que llegó a su vida para hacerla un poco más alborotada y divertida, teñida de tonos grises y rabitos alborotados de felicidad. Ambos comparten el gusto por la moda, las tardes de macchiato en los cafés de Palermo y la fascinación por la época renacentista.

POR: GUADALUPE SANTOMÉ OSUNA

FOTOGRAFIA: FLOR PETRA

 

¿Cuál es el primer recuerdo de un animal en tu vida?

Hannibal es casi mi primera mascota, porque antes tuve a Terri, que era un mini collie blanco y negro hermoso, era un amor y yo lo quería muchísimo… pero primero lo secuestraron y después se murió. Fue tan dramático el desapego que tuve con él que decidí terminantemente no volver a tener perro. Tardé casi tres años en recuperarme de su pérdida.

¿Cómo llega Hannibal?

En pandemia. Somos siete amigos súper unidos y todos tenían mascota menos yo. Fue hasta que mi amiga Alexia Tourmekian y mi pareja me dijeron: “Nosotros vamos a ocuparnos de encontrar un perrito que te corresponda”, y así empezó la búsqueda. Primero fue un juego, porque ellos me preguntaban las características de mi perro ideal y justo se dio como un tetris la existencia de los Lerbel. Yo amo el renacentismo, quiero vivir y morir en Firenze y soy adicto a Hannibal, porque tiene la mejor música y las mejores obras de arte aparecen en esa película. Luego empezaron los tímidos videos entre nosotros hasta que nos conocimos en un almuerzo en Recoleta, fue muy tierno y me conmovió profundamente su llegada.

¿Cómo describirías tu relación con él?

Es el amor. Nos vamos testeando, conociendo, aprobando y desaprobando… Yo soy el orden y la disciplina, mi pareja es permisivo y lo consciente todo el tiempo.  Yo siempre fui muy estricto, si es por mí ya debería saber hacer todo. Cuando estoy al borde de un ataque de nervios él me mira con esos ojitos que tiene y pone su patita encima de su cabeza, eso me desestabiliza y vuelve a tomar el poder.

 

¿En qué actitudes crees que se parecen?

En que los dos somos insistentes, caprichosos, perseverantes, siempre para adelante derribando puertas. Va a ser una lucha diaria porque nuestra relación es verdadera y cuando estamos a solas, le manifiesto todo mi cariño pero sin ser pesado. Nuestra relación no es con edulcorante, pero sí lo protejo y quiero lo mejor para su bienestar. Ahora, por ejemplo, empezó a salir a la calle y yo la paso bastante mal porque vuelve con sus patitas sucias y yo soy super pulcro.

 

¿Pensas que es una estrella Pet Friendly?

Hannibal ES una estrella (rie). Mirá: ¡Tengo 7 Martín Fierro y nunca tuve tantas entrevistas como él!, hasta Mirtha Legrand me pregunta por él y siempre que la llamo termino hablando de Hannibal. Lo mismo pasa con mis seguidoras en las redes, con la gente del Colón, con el retratista del perro del Presidente, que ya le está haciendo un cuadro. Tiene hasta una cunita en el estudio del canal con su nombre y hasta su propio set de cumpleaños.

Si Hannibal fuera una celebrity, ¿quién sería y por qué?

Él es Anthony Hopkins, no tengo dudas. Porque pinta, duerme todos los días, duerme con las Variaciones de Goldberg y eso lo relaja, lo interpreta. Estoy seguro que si fuera humano sabría tocar el piano.

Además, sé que si fuera humano pertenecería al mismo grupo que yo y mis amigos hedonistas, porque en su corta vida ya fue a todos los bares y restaurantes al menos de Palermo. Hasta donde no reciben perros, a Hannibal lo tratan como a un rey.

¿Alguna anécdota divertida para contar?

Una vez salí de bañarme y vi plumas grises que volaban… abrí el cuarto y todo era una explosión, parecía navidad en Milán. Yo tenía un pie de cama de chinchillas gris y Hannibal lo destrozó, es un ecologista acérrimo. A medida que iba rascando por con sus patitas, las plumas salían disparadas. Cuando empecé a gritar metió su cabecita dentro de las almohadas y dejó su colita afuera afuera, como si no estuviera ahí.

 

¿Cuál es la característica principal en esta raza y qué lo hace diferente al resto?

Hannibal es un perro muy aristocrático. en el mil-quattrocento todos lo tenían en los cuadros renacentistas, él es un perro de compañía que puede esperarte en sus almohadoncitos grises y salir a la calle para correr 40 kilómetros por hora sin problemas. Es muy dulce, mimoso, cariñoso y cuando nosotros nos vamos, se adueña de la casa y hace travesuras. También esconde nuestras pertenencias en su trono, que es gris como él. Todo en él es monocromático, estético y sexy. Es un perro muy “Instagrameable”.

 

¿Crees que algo debe cambiar para que Argentina sea más Pet Friendly?

Es muy difícil tener una mascota porque cuesta mucho, Hannibal tiene una veterinaria maravillosa llamada Fernanda Serralta de Optimum argentina, es casi una pediatra de lo amorosa que es, la llamo siempre que necesito. Pero imaginate, los derechos del niño tienen más o menos 25 años de antigüedad y aún así no se respetan, algo parecido pasa con los derechos de los animales, a veces no los entienden, pero si prestamos más atención a la forma de ser que tienen los perros, tendríamos que imitarlos.

Por otro lado, hay cosas maravillosas que se pueden hacer en el mundo pet friendly, combinar colores perfectamente, yo creo que un perro tiene que vivir estéticamente en armonía con su humano.

Últimas Entrevistas

Marina Bellati & Evo

Evelyn Botto y Freddie

PAULA NEIRA & PATO BAYÁ

LA MANADA DE SEBASTIAN CORREA

Sin Comentarios