Francis Mallman & Luna

“El día en que Mallmann invitó a comer a Luna”

por Isabel de Estrada

Una de las últimas veces que lo llame para concertar una entrevista, Francis me contestó “No estoy seguro de si estaré en Buenos Aires en esa fecha porque si empieza el mal tiempo y las tormentas en el sur, me voy a grabar mi programa de televisión”. Creí que se habría equivocado, y estaba por decir “diras, si no empiezan…” pero rápidamente me di cuenta de que había entendido bien y finalmente nos despedimos con una carcajada y la promesa de encontrarnos cuando mejorara el tiempo en el sur. Esta anécdota pinta de cuerpo entero a este hombre de montaña, amante de la naturaleza y los animales, refinado y salvaje.“El” cocinero por excelencia, pionero (siempre y de lo que sea), escenógrafo, decorador, un poco arquitecto, un poco poeta y últimamente actor! Su programa de televisión tiene miles de seguidores y fanáticos que no se pierden sus salidas al aire por nada del mundo. Mallmann nos hizo comprender el arte de la cocina e impuso una forma de vivir y comer, allá lejos y hace tiempo. Ha puesto de moda pueblos, restaurantes, playas y tanto tanto más. Sus fans ya esperan con pasión sus desafíos y  nuevas aventuras. Aquellos que lo siguen en la pantalla chica desde hace algunos años, se han acostumbrado a ver acurrucada en algún rincón o cubierta por bellísimas mantas, a Luna, su discreta compañera de aventuras desde hace tiempo.

Bayita, de expresión seria, lo sigue adonde vaya y esto es decir mucho, pues el movimiento es perpetuo. Con una naturalidad envidiable sube y baja de autos, barcos, aviones, botes, bicicletas. Recorre miles de kilómetros junto al cocinero y goza de su exquisita comida (privilegio de pocos). Cuando está en La Boca hace vida de hogar, sin perder su rutina callejera. Lo mismo descansa entre almohadones de terciopelo que recorre sola las calles del barrio, adonde es conocida por todos. Si consideramos lo que normalmente sostenemos, de que amos y perros se asemejan, podría afirmar que tanto Francis como Luna son espíritus libres que recorren los extremos con naturalidad. Su origen es incierto, uno de los miles de perros abandonados que deambulan por las calles.  Fue rescatada el día en que fue atropellada por un auto, quien sabe si era la primera vez, por el cocinero y sus hijas Ambar y Allegra. “De mala gana porque me lo pidieron mis hijas la lleve a vivir conmigo, a la semana éramos buenos amigos, al mes éramos íntimos, al año formaba parte de mi, con un pedazo del inventario de mi alma, ni hablar de mis hijas que la aman. Sus heridas, las del cuerpo y las del alma, tardaron en cicatrizar, pero lo hicieron. Su mirada profunda y seria y su absoluta devoción a su salvador hablan acerca de ello.

¿Cómo es el carácter de Luna?

Dócil y muy feliz .Tiene la mas bella sensibilidad que es la del sufrimiento, los seres que no sufrieron mucho, no son sensibles.

¿Le hablas?

Si, cuando entro y salgo, de mañana y de noche y cuando la veo atenta mirándome. Le digo: Luna, Luneta, princesa y siempre siempre le digo ¡Qué linda estás hoy!

¿Porqué es (si lo es) la vida más linda en compañía de un perro?

Siempre creo que uno de los rasgos que no debemos perder es el de ser siempre niños, no dejar de jugar, de soñar con cosas casi imposibles. Tararear y usar las manos.

Carl G. Jung todavía a los ochenta años iba a la costa del lago a jugar con piedras y bloques de madera. Un perro es una compañía y un ejemplo para todas estas cosas. Los perros de mi niñez fueron mi más codiciado refugio, volver del colegio y echarme en los pastos con ellos es uno de los recuerdos más lindos que tengo. La relación de un niño con un perro es uno de los mas bellos aprendizajes que podemos tener. El espacio que llena en nuestra vida es un lugar que nada puede sustituir ya que la creatividad de esta relación es innata a la inocencia de ambos y crea un lenguaje tan especial como profundo. Yo recuerdo salir curado de cualquier pesar, luego de las largas echadera en pastos y yuyos con mis perro, que ni siquiera eran míos,  pero si en mi alma.

¿Como empezó a estar en el programa?

Naturalmente, por estar conmigo, hoy tiene mas cartel que yo. Arrogantemente diría que le gusta estar en cualquier lugar adonde este yo!

¿A qué le tiene miedo?

Terror a los truenos y a los petardos. Sospecho que en sus años de callejera debe haber sido golpeada, ya que mantiene una alerta de miedo permanente, nunca lograremos curar  totalmente esas heridas que la marcaron para siempre.

¿Una característica?

Es muy elegante carece de torpeza. Sus movimientos son exactos. Es incapaz de llevarse algo por delante, camina entre copas y duerme entre flores sin tocarlas.

¿Le gusta tu comida?

Es especial para comer, poco y siempre sola, puede estar desfalleciente pero si la miras no come.

¿Qué es lo que más te enternece de ella?

Su educación y tino.

¿Es sociable? ¿Tiene gente que prefiere?

Es muy sociable muy muy, para nada guardiana. Ella es un sol con la raza humana, no tiene credos ni distinciones, es muy amiga de todos los señores que cuidan los autos de mi barrio.

¿Cómo es con tus hijas? ¿Cómo recibió a la beba?

Muy cariñosa con todos mis hijos y a Heloisa la recibió con cierto recelo sobre todo a la hora de mamar, observando atentamente.

¿Alguna anécdota?

Tuvo 10 cachorros una vez y el veterinario me dijo que eran por lo menos de 7 padres distintos!

¿Cómo es un día en la vida de Luna? Qué es lo que más le gusta hacer?

De mañana y de tarde sale a la calle sola mas o menos una hora por vez. Cuando vuelve toca el timbre (rasca la puerta) siempre. Desde el primer día respete su lado callejero y a ella le gusta mucho, conoce a todo el barrio, de mañana temprano se encuentra con otra perra amiga y su dueña y se va a la casa de ella un rato. Luna en casa tiene dos sillones que usa solamente ella. Uno en mi oficina y otro en mi cuarto, es una perra consentida y amada. Si alguien apoya algo sobre sus sillones, se para al lado, media agachada, mirándome desafiante y me pide con los ojos que retire de una vez ese pedazo de intruso!

¿Qué es lo que más le disgusta?

Que le usen los sillones.

¿Alguna vez imaginaste su vida antes de encontrala/te?

No pienso… Solo me lo recuerda su enorme cicatriz.

La vida con/sin luna

Luna ha sido un bellísimo regalo, muchos años de compañía y amor, y se que nada es para siempre. Creo que cuando uno quiere mucho a un animal, nos devuelve tanto, tanto más de lo que le damos.

¿Qué es lo que más te enternece de ella?

Su educación y tino.

¿Miras a los perros abandonados por la calle? ¿Te hacen sufrir?

Si. Me he ocupado de muchos. Uno de ellos que estaba muy muy enfermo abandonado frente a casa en La Boca y no era que lloraba, aullaba de dolor, estuvo internado una semana, mejoro, lo traje a casa. y a los pocos días se murió. Luna no lo quería mucho. Es muy celosa de otros perros.

¿Si fuera una actriz quien crees que sería?

Actriz no sé, pero poeta: Akhmatova.

¿Cómo le decís cuando estas solo con ella?

Me da vergüenza….

Últimas Entrevistas

Jane Goodall

Los Lopez Dietrich

Alfio & Sylvita Pereyra Iraola

Candela Molfese & Almendra

Sin Comentarios