Eleonora Wexler y su manada

Por Guadalupe Santomé Osuna

Foto Martina Zamudio

Eleonora no sólo es actriz, sino que además es una gran amante de los animales que pasa sus días con Miru, Inti, Reina y Elvis. Recuerda con muchísimo amor a su perra Ambar, quien partió hace poco de este mundo pero dejó sembradas las más increíbles anécdotas y enseñanzas.

 

¿Cuál fue el primer recuerdo de un animal en tu vida?

El primer recuerdo fue unas cotorras que teníamos en la casa de mi mamá y después un hámster llamado Poti, el cual estaba suelto. Pero mi gran amor apareció cuando me fui a vivir sola con 18 años: se llamaba Afrodita y era una gata hermosa con unos ojos increíbles. La rescaté del viejo Canal 9 y la llevaba a todos lados siempre que podía, pero si me iba de gira, el portero le ponía música y le daba de comer. Vivió conmigo 23 años de muchas aventuras. Afrodita llegó antes que mi hija y que Ámbar, era una gatita todo terreno porque sobrevivió a todo.

 

¿Cómo fue la llegada de los perros?

La primera en llegar fue Ambar de muy cachorrita, porque la perra de la hermana de Leo ( Wassington) había tenido una cruza de labrador y nos elegimos mutuamente. Ámbar era enérgica e inteligente, le encantaba correr, jugar entre los médanos y meterse al agua muy profundo. Ella se tuvo que adaptar a la casa y a Afrodita, que era la madama. Luego llegó Reina, que tiene una historia muy larga, porque estaba llena de sarna y tenía una patita quebrada. Yo la cuidé y le di de comer pensando en que se iba a escapar pero un dia de lluvia volvió. Ambar la aceptó y ese fue el puntapié para su adaptación. Reina es muy casera porque la pasó muy mal en la calle.

Después de haber tenido a varios perros de tránsito y dándolos en adopción, llegó Inti, que es parte de la manada pero muy independiente y despierta. Por último, Elvis iba a quedarse en tránsito pero terminamos adaptándolo, es el más joven y fue educado por mi hija Miranda, que es muy sensitiva con los animales.

 

¿Cómo fue la partida de Ámbar?

Fue dura. Yo tengo una homeópata que me ayudó y me recomendó flores de bach para toda la familia para poder pasar el duelo. Reina es la que está más triste porque Ámbar era su mejor amiga y los demás la despidieron a su forma.

Con Miru le hicimos un ritual de despedida muy espiritual y le puse una flor especial acá en casa… algunos perros se acercaban a verla y Reina la miraba desde lejos. Para mí también es muy raro levantarme y que ella falte, porque estuvo conmigo 14 años y casi toda la vida de mi hija. Ámbar se despidió de nosotras, jugó, comió, fue todo perfecto… se fue muy tranquila y rápido. Tenemos que entender que es un proceso y que ellos son muy sabios porque eligen como irse. Ámbar era una señora muy educada y nadadora.

 

Antes hablábamos de sus personalidades, ¿si fueran actores e hicieran una tira juntos quiénes serían?

¡Que buena pregunta! (risas). Creo que Ámbar sería Norma Leandro, porque era sublime y una señora, Reina es muy introvertida y tímida, ¡pero estoy segura de que Inti sería mi amiga Flor Raggi!, porque es muy enérgica. Por último, creo que Elvis sería un tipo joven y canchero como Migue Granados. Y sin lugar a dudas, ¡nuestra tira sería una comedia disparatada! nuestra casa está llena de vida.

 

¿Cómo pasaron la cuarentena?

Solo decirte que la cuarentena hubiese sido completamente diferente si ellos no estaban conmigo, me dan mucha felicidad y alegría. Me encontré con mi hija adolescente y muchos espacios que no conocía. Ahora hacemos yoga todos juntos y nuestro vínculo aumentó.

 

¿Por qué la vida es mejor con un perro?

Yo creo que no solo los perros sino los animales te dan tanto amor y lealtad que no necesitas más. No hay reclamos, solo fidelidad.

 

¿Por qué es importante adoptar?

Porque no se puede comerciar con los animales, tenemos que adoptar porque necesitan ayuda y son muy agradecidos. Entiendo que antes era normal tener un perrito de verano, pero no son un objeto.

Ahora con las campañas de derecho de concientización se avanzó bastante, pero falta muchísima educación del derecho animal… yo tampoco creo que las casualidades, tenemos la posibilidad de cambiar otras cosas y que se visualice. El planeta dijo “no puedo más” con el coronavirus y los ríos y lagos se limpiaron… ahí está la prueba.

 

Últimas Notas de Tapa

Leo Sbaraglia & Félix

Fede Salles & Azul

Edición Especial: Cuarentena con perros

Juana Viale & Tota

Sin Comentarios