NES, AMO DE CASA Y COPITO

[easy-share counters=1 counter_pos="insidename"]

Nes, el influencer de la limpieza doméstica, cuenta cómo le cambió la vida la inesperada llegada de su hijo perruno. Además, brinda los mejores consejos para mantener la casa impecable ¡y libre de pelos!

Por Paula Labonia.

 

-¿Cuándo llegó Copito a tu vida?

-Copito llegó a casa el 29 de agosto de 2021. Fue el resultado de un montón de “causalidades”. La realidad es que si antes me preguntabas si me veía conviviendo con un perro te decía: “¡Ni loco!” En pandemia, durante el 2020, con una amiga y ex compañera de trabajo, empezamos a salir a caminar en los horarios que teníamos permitidos. En julio del año pasado ella empezó a manifestar ganas de adoptar un gato o un perrito, cosa que yo alentaba. Fue al parque Centenario y conoció a Flavia de Adopciones Fanny y terminó transitando a Copito en su casa, quien se sumó a nuestras clásicas caminatas.

-¿Y cómo fue que terminó viviendo con vos?

-Mi amiga sintió que era mucho para ella sola y no iba a poder con esta responsabilidad, entonces le iba a decir a Flavia de buscarle un nuevo hogar. Y ahí, aunque con miedo y dudas, tomé la decisión de que se venga a casa. Ese perrito tenía que ser parte de nuestra familia, sentía que éramos el uno para el otro y que íbamos a poder hacerlo. No lo había buscado ni esperado, pero podía cambiarle la vida y eso me parecía extraordinario. Después el que terminó cambiándonos la vida fue él.

-¿Vos en ese momento vivías solo?

-Estoy de novio hace como siete años y convivimos. Y yo volvía y le contaba sobre Copito e insistió bastante para que lo adoptáramos. Como te decía antes, al principio yo tenía algunas dudas porque era una responsabilidad muy grande pero también tenía muchas certezas de que Copito era un perro al que le íbamos a poder dar todo lo que necesitaba. 

-¿Siguen saliendo a caminar los tres juntos? 

-Sí, seguimos saliendo los tres. Los primeros paseos fueron un poco difíciles porque Copito no se quería separar de mi amiga a la vuelta y se ponía un poco triste. Pero ya no está más ese problema, se ve que ahora me quiere más a mí (risas).

-¿Cuidás su alimentación?

-Sí, es algo de lo que tuve que aprender y desaprender. No soy un experto, pero trato de darle lo mejor que está a mi alcance. En el freezer hay más comida suya que nuestra. Copito lleva una alimentación mixta: una comida es balanceado con caldo de huesos y un suplemento y la otra tipo Barf cocido que por suerte di con unas viandas que ya traen todo. De esta manera no tengo que manipular ni cocinar carne. Amo a los animales y por eso soy vegetariano hace más de diez años.

-Un gran cambio en tu vida entonces, ¿en qué otros aspectos lo notás?

-A mí me gusta decir que lo de Copito fue como cuando te enamorás, porque no es que lo andás buscando… simplemente te llega. Como te decía al principio, yo no estaba buscando adoptar un perro. Ni siquiera era un plan, ni una opción, pero Copito iba a cambiar el rumbo de las cosas. Debo confesar que le tenía un poquito de “envidia” a mi amiga porque Copito es todo lo que está bien. Como ya no era un cachorro no iba a crecer más y tenía el tamaño ideal para mi casa, es súper cariñoso, compañero, obediente, inteligente, hasta parece que te habla. Era como que “matcheábamos”. 

-¿Cómo se reparten las tareas de Copito con tu pareja?

-Copito es la prioridad. Así que nos vamos turnando y tratando de repartir equitativamente todo lo que respecta a él. Siempre tenemos que estar disponibles para sus comidas y sus tres paseos del día. Eso sí, lo primero que acordamos fue que el de la mañana temprano no lo iba a hacer yo (risas). Lo importante es armar rutinas, minimizar y facilitarnos las cosas.

-¿Qué recomendás para cuidar la limpieza de la casa con perros o gatos?

-Primero hay que cuidar la de la mascota, así que tenemos que bañarla y cepillarla regularmente. Y hacer que la casa se vuelva “Pet friendly”. En mi caso lo primero que volé fueron las alfombras (no estaba dispuesto a vivir limpiándolas). Para limpiar el piso y evitar olores, lo ideal es un balde de agua tibia con un chorrito de vinagre (no usar en mármol, granito o porosos). También sirve espolvorear bicarbonato por las zonas que más frecuenta (incluso en textiles) y luego aspirar para absorberlos. Además es importante lavar su platito todos los días. Si junta sarro se puede limpiar con vinagre y un cepillo. Y si mancha las paredes se pueden limpiar con una pasta de agua y bicarbonato. Para los pelos, lo mejor son los utensilios de microfibra y las aspiradoras.

-¿Qué tips recomendás para una mejor convivencia con mascotas?

-No dejar la basura a su alcance. Tampoco productos tóxicos o plantas que puedan serlo.

-Determinar qué espacios de la casa va a frecuentar y cuáles son “prohibidos”. 

-Si sube a la cama o sillón colocar mantas que se puedan lavar fácilmente.

Cuenta de Instagram: @soyamodecasa

 

[easy-share counters=1 counter_pos="insidename"]

Últimas Entrevistas

Angela Blones & Frida

La manada de Sofia Dominguez

Negra Torres y Mía

Francis Andreu

Sin Comentarios