Perros que ayudan: cuando los animales nos pueden sanar.

A través del contacto con perros de asistencia, el Gobierno de la Ciudad apunta a mejorar la calidad de vida de la tercera edad y de los pacientes de diferentes centros de salud.

 

Cualquier familia con una mascota en su hogar conoce el amor incondicional que sólo ellas saben brindar. Lo que quizás muchas personas no sepan es que diversos estudios científicos están demostrando que, además de cariño, los animales también son capaces de ayudarnos a sanar. Por eso, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires desarrolló el programa Perros Que Ayudan, una iniciativa que busca lograr mejoras en el bienestar físico, emocional, social y cognitivo de pacientes de diferentes edades a través de intervenciones con perros especialmente entrenados para formar parte de un tratamiento terapéutico.

“Debido al rol que ejercen las mascotas en las familias, y a los demostrados efectos beneficiosos del contacto con ellas, creemos que es fundamental promover y difundir las intervenciones asistidas con animales” destacó Eduardo Macchiavelli, Ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad, cuya cartera se encuentra a cargo del programa que es implementado por el área de Mascotas de la Ciudad, junto al Ministerio de Saludy al Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat.

Carolina De Sande, responsable de la Unidad de Coordinación de Sanidad y Tenencia Responsable de Mascotas del Ministerio de Ambiente, también subrayó la importancia de fomentar estas intervenciones y remarcó lanecesidad de “brindar las herramientas necesarias para que los establecimientos de la Salud y de Tercera Edad en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires puedan contar con la posibilidad de incorporar este tipo iniciativas y así lograr una mejora en la calidad de vida de los pacientes a través del contacto con un animal entrenado específicamente para tal fin.”

Las sesiones terapéuticas con perros duran una hora aproximadamente, dependiendo de las necesidades puntuales de cada paciente o del grupo de pacientes, y se desarrollan en diferentes centros de salud y residencias para la tercera edad de la Ciudad de Buenos Aires, como el Hospital Argerich, el Hospital Alvear y la residencia San Martín, entre otros. Cada sesión es coordinada por un equipo interdisciplinario compuesto por profesionales de la salud, veterinarios y adiestradores caninos. Ellos son los encargados de planear y desarrollar las actividades de cada sesión, marcando sus objetivos y asegurando el bienestar de los animales que participan en ellas.

Para Ana María Bou Pérez, Ministra de Salud de la Ciudad, es necesario “tener en cuenta un concepto integral de salud, que contemple no solo la ausencia de enfermedad sino un bienestar general”. En ese sentido, señaló que es “fundamental promover acciones que apunten a mejorar la calidad de vida de las personas” y destacó que las intervenciones asistidas con animales “aportan mejoras en las funciones físicas, sociales, emocionales y cognitivas”.

Concretamente, los perros entrenados pueden ayudar a lograr una mejora en las habilidades físicas y destrezas motoras (coordinación, equilibro, motricidad fina y gruesa, etc.), a disminuir el estrés (presión arterial y frecuencia cardíaca) y estimular el sistema inmunitario. Para los niños en particular, el perro representa una figura de apoyo y confianza.

 

Además de los beneficios citados, estos animales actúan como reforzadores de conductas, brindan cariño y estimulan las emociones. En otras palabras, al carecerde los prejuicios presentes en los vínculos humanos, los perros aceptan al otro tal y como es.

 

“Los animales de compañía son capaces de hacernos sentir mejor, de ayudarnos, de arrancarnos una sonrisa e incluso, como en estos casos, de intervenir en tratamientos terapéuticos para lograr una mejor calidad de vida. La mayoría de ellos tienen ciertas características específicas y están adiestrados para ese propósito y pasan a convertirse así en ‘co-terapeutas’ o ayudantes” sostuvo Guadalupe Tagliaferri, Ministra de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad.

Una iniciativa para fomentar la inclusión

 

El Ministerio de Ambiente y Espacio Público, a través de Mascotas de la Ciudad, también fomenta la inclusión social de personas con discapacidad por medio de la entrega anual de perros de asistencia. El objetivo principal es tratar de ayudar a estas personas a superar las dificultades que enfrentan diariamente.

Los perros de asistencia que reciben son entrenados durante dos años por la ONG Bocalan Argentina, la misma organización que se encarga de adiestrar a los perros que se utilizan en las sesiones terapéuticas en los centros de salud. El entrenamiento no sólo busca que estos perros puedan cumplir funciones de ayuda específica, sino también que puedan integrarse rápidamente con sus nuevas familias.

Sin Comentarios