Los cuidados que tu gato necesita

Tener una mascota representa una responsabilidad y un compromiso a largo plazo.  Los animales domésticos son completamente dependientes de sus propietarios para su bienestar. Vivimos con ellos y son parte de nuestro día a día, por eso es importante atender a ciertos cuidados que serán necesarios durante toda su vida y que, además, les evitará problemas. La decisión de adquirir una mascota debe venir después de una extensa investigación y planificación y no como algo compulsivo o caprichoso. El hecho de que una mascota sea linda, adorable o esté de moda, no significa que vaya a encajar bien en tu hogar y su tenencia responsable es mucho más que darle agua, comida y refugio. La falta de conocimiento previo a la adquisición de las mismas es la principal causa de abandono de animales. Por eso, si estás pensando en incorporar un gato a tu hogar, o ya vivís con uno, es importante atender a ciertos cuidados sobre los gatos para darle una vida confortable y saludable.

 

¿Los gatos son más independientes?


Al igual que los perros, son animales domésticos y por lo tanto dependientes de sus propietarios, pero tienen características propias de su especie y comparados con los perros son algo más autónomos, ya que no dependen de sus dueños 100% para sentirse seguros, sino que son más territoriales. Sin embargo, la mayoría de ellos son muy sociables, excelentes compañeros, cariñosos y forman un vínculo estrecho con su familia y/o los animales con los que conviven.  Que no sufran tanto nuestra ausencia al momento de salir de casa, no significa que sean solitarios. Se llevan muy bien con otros gatos y con perros también, siempre y cuando ambas especies estén correctamente sociabilizadas y nos tomemos el tiempo para presentarlos. También pueden convivir en armonía con bebés y niños. Los gatos pueden ser muy juguetones y divertidos o más bien tranquilos, sobre todo luego de su castración que se vuelven más sedentarios.

 

Territorio seguro, gatos seguros


Los gatos son animales domésticos muy curiosos y territoriales. Hay objetos en nuestro hogar que pueden resultar peligrosos para ellos y es necesario mantenerlos fuera de su alcance. Los mismos pueden ser medicamentos, pesticidas, productos de limpieza del hogar, plantas ornamentales, cables eléctricos, bandas elásticas, cintas, sogas, gomitas de pelo, etc.Todo esto puede poner seriamente en riesgo la salud de tu animal. Un objeto que genera una gran atracción en felinos, pero puede resultar muy peligroso, son los ovillos de lana o los carretes de hilos ya que al jugar con ellos pueden ingerirlos y requerir posteriormente cirugía para su extracción. Asomarse a las ventanas, terrazas, techos y balcones es una de las actividades favoritas de los gatos, pero esto supone un riesgo que debemos evitar poniendo mallas o limitando su acceso. Es muy importante respetar su espacio, procurar que cuente con escondites seguros, lugares con distintas alturas (como muebles o estantes) y objetos apropiados para poder arañar como los rascadores.

 

Jugar y aprender con ellos

Los primeros meses, nuestros gatos pueden ser muy activos y juguetones. Además, es un período muy importante para su aprendizaje. Muchas cosas que hagamos durante esta  etapa ayudará a formar su carácter de adulto. Por eso, es muy importante que nos tomemos el tiempo para jugar con ellos de manera adecuada y tener paciencia para educarlos. También debemos dedicarnos a compartir con ellos actividades lúdicas que sean de su interés, como por ejemplo juegos de caza, ya que los gatos son excelentes cazadores y necesitan poder expresar esta parte de su comportamiento natural; así como también compartir los momentos de descansos. Algunos gatos pueden mostrarse extremadamente tímidos cuando son expuestos a un lugar que les resulta ajeno y con personas o mascotas que no conocen. Si adoptamos un gato adulto, debemos tener paciencia durante el período de adaptación hasta que se sienta seguro en el nuevo ambiente. Si adoptamos un gato bebé, es necesario habituarlo desde pequeño a diferentes estímulos cotidianos y a estar en contacto con las especies de animales con quiénes tendrá que convivir a futuro. Todos estos incentivos harán que tu gato sea más adaptable en su edad adulta.

 

Atención veterinaria y castración temprana

 

Debemos estar atentos a seguir el plan de vacunación brindado por nuestro veterinario de confianza hasta que sea completado correctamente. Luego, es recomendable llevarlo al menos una vez al año al veterinario para que reciba atención clínica y los refuerzos de las vacunas. La desparasitación es muy importante también para la salud del animal y debemos consultar con nuestro veterinario cuál es la frecuencia más adecuada para nuestro gato. La alimentación debe ser equilibrada y adecuada a sus necesidades. Los gatos adultos, no poseen la enzima necesaria para degradar la lactosa que contiene la leche. Esta enzima que sí poseen en su etapa de cachorros, va disminuyendo desde el destete, hasta desaparecer. Por eso es importante evitar darle leche y otros lácteos, ya que puede provocar en gatos adultos problemas gastrointestinales. Los gatos tragan pelo muerto durante su acicalamiento, que puede quedar atrapado en el estómago o en el intestino delgado. Para poder expulsarlo, es probable que lo vomiten. Sin embargo, cuando un gato vomita bolas de pelo de manera frecuente, hay que acudir a nuestro veterinario ya que esta situación puede ser peligrosa, provocando una oclusión intestinal.
Asegurate que tenga siempre un lugar limpio y accesible con piedritas sanitarias donde pueda realizar sus necesidades fisiológicas.  Cambiarlas a diario.

 

Estudios científicos han demostrado que los animales domésticos que son esterilizados y castrados viven vidas más largas y saludables. Además, estos animales son menos propensos a desarrollar problemas de conducta y principalmente ayudamos a reducir la superpoblación.

Tu mascota depende de vos, cuidala.

 

Sin Comentarios