CÓMO CUIDAR A TU MASCOTA RESPONSABLEMENTE

Tener una mascota implica una responsabilidad y un compromiso a largo plazo. Conocé cuáles son los principales cuidados y atenciones que debe recibir un animal.

Cuando decidimos sumar una mascota a nuestra vida estamos aceptando una serie de responsabilidades que debemos respetar. El amor incondicional que nos dará ese animal debe ser correspondido con nuestro compromiso: incorporar una mascota a la vida cotidiana es asumir deberes y obligaciones enfocadas en la satisfacción de las necesidades físicas, psicológicas y ambientales de ese perro o gato.

En primer lugar, los animales domésticos son muy dependientes de sus dueños para su bienestar. Tanto los perros como los gatos necesitan compañía, calor y protección del hogar así como compartir tiempo, espacio y juego con la familia.

Además de vivienda, un dueño responsable debe brindarle al animal contención, atención a la salud, una nutrición acorde a sus necesidades y un buen trato durante toda la vida. Por eso es muy importante que, antes de sumar una mascota a la vida familiar, se analice en profundidad cómo se va a modificar la vida cotidiana, desde los espacios, los tiempos, las costumbres y los requisitos económicos que requiere un animal para su manutención. Es necesario conocer muy bien las necesidades de cada animal, según su raza, tamaño, alimentación y estilos de vida.

Castración temprana

La castración es fundamental para el control de la natalidad de las mascotas. Hay muchos estudios científicos que informan que los animales domésticos que son esterilizados y castrados tienen una vida más larga y saludable; también son menos propensos a desarrollar problemas de conducta. Además, a través de la castración ayudamos a reducir la superpoblación canina o la cantidad de animales abandonados.

Hogar seguro

También es necesario identificar productos tóxicos, peligrosos o riesgosos y mantenerlos fuera del alcance de las mascotas. Algunos de ellos son: pesticidas, medicamentos, productos de limpieza y plantas ornamentales, entre otros; todos ellos pueden poner seriamente en riesgo la salud de la mascota.

 

Salud e higiene

Para que tu mascota crezca sana y fuerte, es muy importante llevarla periódicamente al médico veterinario, mantener sus vacunas al día y desparasitarla regularmente. Se recomienda realizarle al menos un chequeo de salud anual. Las emergencias pueden ocurrir en cualquier momento, por eso es aconsejable identificar la guardia veterinaria más cercana a tu domicilio. Para mantener la salud de tu perro o gato, es aconsejable bañarlos una vez al mes con productos de higiene adecuados.

Además, según lo dispuesto por la ley 22.953, es obligatorio vacunar a tu mascota contra la rabia todos los años a partir de los 3 meses de edad y durante toda su vida.

Ejercicio y socialización

Todas las mascotas necesitan hacer ejercicio regularmente para mantenerse en forma y liberar energía. Sin actividad física, tu mascota puede comenzar a manifestar problemas de conducta; esto es algo muy común en animales jóvenes y es una importante causa de abandono de mascotas.  Sacá a pasear a tu mascota: conocer nuevas personas y a otros animales ayuda a mejorar su confianza y a liberar una parte importante de su energía física. Al momento del paseo, es muy importante hacerlo siempre con correa, chapita identificatoria y una bolsa para recoger las deposiciones de la vía pública.

 

Sin Comentarios